Primero para entender como debemos ¨packear¨ la cazoleta antes debemos saber los tipos de cazoleta que existen y que gestores se utilizan con cada una.

En primer lugar y de manera básica, tenemos las cazoletas para kaloud. Este tipo de gestor es conocido por otorgar mucho sabor a la fumada, una fumada de duración intermedia dependiendo de la cazoleta, y estas suelen tener una carga media alta.

Existen mil tipos de cazoletas para cada gestor, tradicionales, modernas o de tipo phunnel, con esmalte, sin el,…
Cada tipo gestionará de una manera distinta el calor y te proporcionará una fumada diferente según también el tipo de tabaco.
Es la manera más común en Rusia.
Para packear este tipo de cazoletas es importante entender que el tabaco tendrá que estar obligatoriamente en contacto con el kaloud al no haber papel de aluminio, pero tampoco deberíamos pasarnos.
En primer lugar espolvorearemos el tabaco en nuestra cazoleta, si es tipo phunel (con agujero en medio) respetando la altura de este y si es tradicional respetando la altura de los bordes de la cazoleta.
Cuando la carga este espolvoreada y sobreslaga un poco de nuestra cazoleta procederemos a acariciar el tabaco desde dentro de la cazoleta hacia afuera, sin presionar mucho, una vez el tabaco este acomodado colocaremos nuestro kaloud previamente calentado un par de minutos en el hornillo y con 3 carbones, 2 dentro y uno de canto. Dejaremos calentar la cazoleta entre 3/5 min y quitaremos el carbón de canto, ya es hora de fumar.

En siguiente lugar tendríamos el gestor modo hoja, coloquial mente conocido como Provoost o su réplica exacta Reprost.

Para este tipo de gestores hay también una amplia variedad de modelos de cazoletas pero los tipos no serán tan extensos, son cazoletas mucho más pequeñas y manejables, de menos carga y se utilizan con aluminio.
Su preparación es simple y parecida a las cazoletas con kaloud, la diferencia es que en vez de aplanar nosotros el tabaco se aplanará al colocar el papel de plata encima, este deberá ser agujereado, el número de agujeros no es importante, solo influirá en la restricción de la fumada.
Colocaremos el Provoost sobre nuestra cazoleta con 2 carbones y con la tapa puesta y agujeros abiertos, lo dejaremos calentar un par de minutos y posterior mente colocaremos ambos carbones en una esquina y apoyaremos nuestra tapa sobre ellos con los agujeros de ventilación abiertos.
También podemos fumar en Provoost tipo screen, utilizando tres carbones y sin la tapa.

Ahora pasaremos a hablar de la manera más tradicional y ¨sencilla¨de todas, la manera Alemana en chimenea.
Las cazoletas suelen ser todas muy parecidas varían en formas y esmaltes. Son las de preparación más sencilla e ideales para una fumada duradera resistente al calor.
El tabaco se colocará espolvoreado sobre la cazoleta sin aplastar, hasta la linea del borde de la cazoleta. Posteriormente colocaremos la chimenea encima y tres carbones, dejaremos calentar unos minutos y ya estará lista para fumar.

Si existiese una manera aún más tradicional y rudimentaria sería fumar solo con papel de plata, es la solución más sencilla cuando no tienes un gestor de calor, también la menos recomendable por el contacto directo del carbón con el tabaco, es la forma de menos duración y sabor.
Pero seamos sinceros tod@s hemos fumado alguna vez así…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *